Conclusiones – El votecoin

 

El Votecoin cumple con las 7 reglas de sostenibilidad en la gestión de los comunes: su delimitación geográfica está perfectamente definida, universaliza el acceso a la moneda social a través de su vinculación con el padrón municipal, es congruente con la política local, es democracia directa, hiper-democrática en su uso, democrática en su gestión y los gestores, como funcionarios públicos, están sujetos a la ley de bases de régimen local, lo que hace que sea monitorizable, con mecanismos claros de resolución de conflictos, con poder sancionador y con congruencia normativa estatal.

 

 

 

Su implementación técnica es viable con la tecnología opensource actual, la viabilidad económica procede de forma directa de la re-asignación de partidas en el presupuesto local por lo que no lo incrementa, al contrario, la democracia directa llegar a reducir el gasto público en un 8% (ahorros administrativos). Por tanto, este proyecto es autosostenible desde una perspectiva meramente financiera, y además favorece un uso más eficiente de los recursos públicos, lo que permitiría la realización de nuevos proyectos por parte del sector público, sin necesidad de aumentar la presión fiscal local..